El matrimonio Oliver en los años veinte del pasado siglo, edificó una residencia de estilo colonial rodeada de jardines en la periferia de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Esta vivienda familiar fue una de las principales y más atractivas edificaciones de la época. Tras el fallecimiento del Sr. Oliver su viuda, Dª Concha de Mendizábal, decide vender la propiedad y Mauricio Golding amigo y pariente de la familia Oliver idea la posibilidad de crear un club social que complementara los ya existentes en la isla. Para llevar a cabo esta iniciativa reúne a un grupo de amigos dispuestos a adquirir el inmueble, constituyendo en 1971 la sociedad del Club Oliver formada por 300 accionistas, los necesarios para poder desarrollar y financiar el proyecto. El Club Oliver posee un centro social con restaurante, salones de reuniones, salas de juntas, zona deportiva, piscina, zona infantil e instalaciones complementarias, todo ello rodeado de bellas zonas ajardinadas ocupando una superficie aproximada de 10.000 m2. En la actualidad el Club Oliver mantiene la filosofía que su fundador transmitió: Una prolongación de nuestros hogares y está orientado hacia el servicio a las familias y las actividades profesionales de los socios.

Club Oliver 2010

Santa Cruz de Tenerife, España

Club Oliver
Diseño Web Bok Studio
Aviso Legal